Imaginando la cima del Kilimanjaro

Amanece nevando de nuevo.

Otro día más, capa sobre capa de ropa llevamos todo el invierno luchando contra las inclemencias meteorológicas , invierno duro, pero salimos siempre a entrenar. No nos gusta el entrenamiento indoor y siempre buscamos la manera y la forma de hacer entrenamientos al exterior.

cima del kilimanjaro

Aunque más de una vez, este invierno hemos llegado llorando por el dolor que provoca el frío en las manos y pies, una sensación muy desagradable que por desgracia este invierno hemos padecido mucho, pero aún así salimos día tras día.

Y hoy no iba a ser diferente, a – 4 grados salimos y nos atrevemos a subir hacia el comienzo de la nevada Barranca.

El paisaje es impresionante, compensa de sobra el frío que pasamos y disfrutamos pensando en la cima del Kilimanjaro, allí también hará frío.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.