Ese cosquilleo que navega entre el miedo y la curiosidad

Cuando hace unos meses se propuso a nuestras colaboradoras en She Rides Ruth Moll y Ruth Gómez, por iniciativa de Bike Experience Tours, subir el Kilimanjaro, no eran conscientes de la exigencia del reto en cuestión.

Ilusionadas con cumplir un reto más a lo largo de sus vidas, no dudaron ni un segundo en aceptarlo sin condición.

Ahora ya, con menos de 15 días para comenzar su aventura, empiezan a tomar conciencia de lo que supuso aceptar el compromiso y empiezan a florecer todas esas dudas que estaban enajenadas por la ilusión.

 

Leo un post que han publicado en su web y noto ese hormigueo constante que no diferencia entre el miedo y las ganas de enfrentarse a lo no descubierto aún.

Han estado dos meses pasando frío en la nieve, congelando las orejas y las manos, y los pies ni os cuento ….. Han estado dos meses con entrenamientos de resistencia, subiendo y bajando montañas con la bici a cuestas …. Pero todo esto ellas lo hacen normalmente así que lo que para el resto de los mortales es sacrificio, para ellas es disfrute.

Pero ahora qué, ahora se tienen que enfrentar además al temido mal de altura … y el desconocimiento las hace dudar. Nueve sesiones de hipoxia no sabemos si serán suficientes …

Yo creo que la montaña es la que decide en cada momento, y solo debéis escucharla. Y para esto hay que ir tranquilas, disfrutando, acomodando la mente a los momentos ….

La preparación ha sido vuestro sueño, el tiempo dedicado al entreno vuestro reto, y llegar a la cumbre es solo una foto. Y es más valiosa para los que esperamos vuestra vuelta, una foto chula aterrizando en Barajas, que cualquiera de las que os hagáis en la cima. Pensad en ello y a la vuelta quiero fotos, muchas fotos …

1 comentario sobre “Ese cosquilleo que navega entre el miedo y la curiosidad

  1. Pingback:El temido mal de altura - Sherides mujer ciclista

Los comentarios están cerrados.